Quienés Somos?   |   Catálogo   |   Agenda   |   Servicios   |   AFIP   |   Contáctenos   
       
 
Serie del Bicentenario
Libros sobre el Bicentenario Latinoamericano
 Últimos Libros editados
De Mendoza a Lima: diez pasos hacia la libertad
Boris Spivacow
ISBN:
$180.00.-
Desarrollo insustentable y neoliberalismo
Boris Spivacow
ISBN:
$250.00.-
Los medios de comunicación en la revolución bolivariana
Boris Spivacow
ISBN:
$170.00.-



Pedagogía para la sumisión
Arnaldo Chavidoni
ISBN:978-987-1750-08-5
0º edición
Precio: $280.00.-



Biografía del Autor:

Arnaldo Chavidoni

Docente, escritor y militante de la vida, argentino e internacionalista.

Paulo Freire le movía la mano. Articulaba su pensamiento, marcaba los latidos de su corazón para una pedagogía, tal como expresa Marcelo Valko en el prólogo de la obra de Chavidoni, “Pedagogía para la sumisión”, “enseñándonos la libertad.”-

Fue un docente que abrevó en Ricardo Nervi, Olga Cossentini, Luis Fortunato Iglesias, entre otros, en su ideario socialista.-

Es el autor de “El Belgrano que nos ocultaron”, “Pedagogía para la sumisión”, en Santa Rosa, “Tierra sin mal”, que explora la dominación que sufre el pueblo paraguayo. y “Ramos Mejía”, su obra póstuma.

Autor de notas y artículos en su trayectoria militante nacional e internacional, con amplia experiencia en el trabajo campesino sobre el abordaje, entre otros grandes temas, de la reforma agraria, con las comunidades del norte y del sur, planteando siempre la vida del “Buen Vivir”. Esa filosofía de la naturaleza y el hombre en conjunción, para amar la tierra, donde el ser humano no es explotado y tampoco es negociable.

Pero lo que lo distinguió fue el guardapolvo blanco. La tiza en el pizarrón. La escuela de ladrillo o paredes de chorizo. La del barrio con la “quema” que convirtió junto a los curas del tercer mundo, en una huerta, para que las abuelas se sentaran en sus mesas sin mantel, a disfrutar una ensalada.-

Normalista, pampeano, profesor desvelado por la educación de las madres y los hijos y el tránsito de una historia que se conozca a través del pensamiento crítico.

Pedagogía para la sumisión
Arnaldo Chavidoni
ISBN:978-987-1750-08-5
0º edición
Precio: $280.00.-

En el comienzo de su obra escrita, capítulo 1 “Cadenas actuales de la dominación”, dice Cacho: “No es un secreto que educar es una de las formas de dar poder a quien la recibe como el no hacerlo es impedir que lo obtenga. La distribución del conocimiento humano fue, en la antigüedad y lo es aún, un problema de clase. La iglesia lo tiene bien en claro y por eso impuso e impone su fuerza para mantener espacios de manejo de los sistemas de educación en los diversos países americanos”. Éste es el tono general de esta Pedagogía. No es la iglesia la única institución que aparece comprometida en contrarrestar y más aún evitar cualquier sistema educativo que conduzca a la libertad y a la felicidad del pueblo, como deseaba Belgrano.

Cacho se autodefine como una pluma inquieta y una pluma casera. Esa pluma se pasea por la política, conceptualiza la cultura, entra en la ideología, da clases de educación, se anima con la ética y, de tanto en tanto, escribe algún pasaje poético que amengua la enorme tensión que campea a lo largo de toda la obra.

La palabra escrita de Cacho es urgente y hay inquietud en ella. Es visceral y convoca a la reflexión. Nos invita a interpretar las significaciones de la escuela y todos sus componentes y las de otras instituciones sociales y políticas del país, desde la revolución de Mayo, en adelante. Es un libro-recorrido. Es como un peregrinaje por los caminos de la historia de la educación. Desde el hoy va hacia el pasado y vuelve al presente y así una y más veces. No elude ninguna cuestión vinculada con la educación por espinosa que parezca. No hay distancia alguna entre Cacho, sujeto enunciador, y su enunciado porque está profundamente involucrado con lo que escribe. Dice, discute, opina, recuerda, apostrofa….

El libro es un verdadero manifiesto. Es pensamiento en acción. Evalúa el pasado y el presente y plantea la necesidad de construir políticas liberadoras. En esta obra están sus ideales, sus creencias, sus convicciones más profundas. No hay neutralidad alguna en esta Pedagogía. Cacho no se resigna a un estado de cosas y la palabra es su instrumento de lucha como, seguramente, lo es y ha sido a lo largo de su vida docente . Para él, existe la condición de posibilidad de realización y es evidente que insiste en expresar su fe en la resistencia a la historia oficial dominante y en la revolución desde el aula. La obra de Cacho apela al lector, lo interpela, como interpela, constantemente, a los autores que menciona y cita: Simón Rodríguez, Sarmiento, José Martí, Manuel Belgrano, Luis Fortunato Iglesias, Olga Cosentini, Ricardo Nervi, Jesualdo Sosa, entre otros, y como lo hace con la situación en que vive y lucha, para repensar, día a día, la tarea cotidiana.

La obra que presento instala la resistencia a una historia oficial falsa, promociona la participación popular, levanta el estudio crítico de nuestro pasado y la interpretación del presente y, desde aquí, convoca a educar para la libertad y para enseñar a pensar porque sólo la libertad nos hace libres y porque la libertad se conquista; no es una donación (esto lo dice Cacho ). Y continúa diciendo que la búsqueda de la libertad es permanente y que cuando se deja de luchar por su conquista, se vuelve a la calidad de oprimidos. En el texto de la contratapa de la que hablé al principio, leemos, también, que “Los oprimidos que crean la riqueza y que son los que más trabajan tienen menos posibilidades de acceder al derecho de hablar y a educarse”.

Este es un libro de gran valor para docentes y estudiantes de la carrera de la educación. Consta de 11 capítulos, de los cuales, 8 explícitamente se refieren a la Escuela Normal Argentina. Es un libro-homenaje a la escuela normal, institución destinada a formar educadores y a difundir la cultura. Hay en él, un estudio exhaustivo de los antecedentes, de la fundación y cierre de esas escuelas, en 1969. Registra la vida íntegra de la educación argentina a través de la escuela normal. Expone sobre su organización, sobre las ideas filosóficas fundantes, sobre los diversos cambios de los planes de estudio y sobre las condiciones políticas y culturales de existencia y desaparición de esta escuela. Diría que hay un derroche generoso de valiosas informaciones.
Usando una frase más o menos popular diría que en este libro está todo lo que queríamos saber sobre la educación argentina y no nos atrevíamos a preguntar.

Hay en esta Pedagogía, informaciones viejas pero necesarias porque sirven para establecer ciertos datos y ciertos relatos en la memoria. Creo que Cacho podría haber escrito: Somos lo que este libro dice que somos.

Hay, en Cacho, un profundo respeto y un profundo amor por la educación y una profunda nostalgia por la calidad de la educación normalista. Expresa su deseo de que la formación docente abandone la condición de opresora que convierte en sumisas a las mentes de la población y exige la generación de políticas transformadoras y la prefiguración de la nueva sociedad a instancias del poder popular, poder que debe construirse con la participación consciente y autónoma del pueblo y su acción directa.

Es evidente que, para Cacho, la calidad educativa es inseparable de la voluntad política y de la consistencia ideológica.

Jean Paul Sartre escribió una vez que el mundo le parecía horrible, malvado, sin esperanza y que ésa era la tranquila desazón de un hombre que moriría en ese mundo. Pero se resistía a ello y sabía que moriría esperanzado. Decía también que por eso, era necesario crear un fundamento para la esperanza.

Hablar de educación es hablar de las necesidades que ésta conlleva y que, por eso, son las nuestras: :inversión, financiamiento, una currícula pertinente, estrategias de enseñanza adecuadas y también una adecuada articulación de las distintas instancias de formación.

El compañero Cacho hace honor a su formación normalista porque tiene una visión integral de la educación. En su libro, escribe -en una tensión dialéctica constante- su preocupación por el estado del sistema educativo argentino y la fe en la capacidad del pueblo y sus posibilidades de cultura para recuperar la calidad y la eficiencia de un ámbito que ha sufrido y sufre tantas dificultades, tantas inestabilidades y tantas perturbaciones.

Cacho se debate en este presente insatisfactorio y -creo que- deja abierta su obra (porque esta obra está para continuarla) en la creencia o con la esperanza de que, alguna vez, más adelante, podrá escribir sobre la concreción de su sueño y de su desvelo, esto es, una educación democrática, participativa y liberadora.

Mientras leía este libro, se me cruzó, como en ráfagas, el Canto XIII de Alturas de Machu Pichu de Pablo Neruda. En él, el poeta convoca a los incas, víctimas de un sistema asesino “que pudre el alma, aniquila la tierra y envenena el aire y el agua”, según escribió Eduardo Galeano, opresivo y violento, para que acudan a sus venas y a su boca, para que hablen por sus palabras y su sangre…. Salvando las distancias, me parece que Cacho quiere hablar por la boca y por la sangre de miles de trabajadores y trabajadoras de la educación que luchan por recuperar la mejor educación para todos y por miles de niños y jóvenes que esperan vivir en un mundo mejor.


Acercándonos Ediciones: Rondeau 1651, Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel.: 011 4304-7851 / WhatsApp: 11 6011-0453