Antonio Gramsci, un cerebro que el fascismo intentó detener por 20 años... Recordándolo en el día de su nacimiento.

Por: Acercándonos Ediciones
Publicado: 22/01/2018





Fundador del Partido Comunista de Italia, Gramsci nació en Alés, localidad de la isla de Cerdeña el 22 de enero de 1891. Era el cuarto de los siete hijos de Francesco Gramsci y Peppina Marcias. Con tres años de edad Antonio sufrió una caída que le produjo una deformidad en su columna vertebral. Nunca creció más del metro y medio. Antonio comienza a asistir a la escuela primaria a los siete años y la concluye en 1903 con el máximo de calificaciones. Pero desde su niñez conoció la pobreza y el infortunio. Fue firme e indoblegable como militante del partido de la clase obrera de su país. Su infancia resultó difícil: su padre, funcionario, fue encarcelado cuando Antonio tenía nueve años y las condiciones de la familia no le permiten inscribirse en la enseñanza secundaria. Tuvo que abandonar sus estudios y trabajar por una miseria en el catastro de Cerdeña, para contribuir a la supervivencia familiar. "Trabajaba diez horas al día removiendo registros que pesaban más que yo y muchas noches lloraba a escondidas porque me dolía mucho el cuerpo".

Tras la salida de la cárcel de su padre pudo volver a estudiar, logrando graduarse en Oristano y en el verano de 1908 se inscribió en el liceo de Torri de Cagliari, donde compartió la pensión junto a su hermano Gennaro, que trabaja en una fábrica de hielo. El hermano, después de prestar el servicio militar en Turín, había regresado a Cerdeña convertido en militante socialista. Así, Antonio puede leer libros, periódicos y opúsculos socialistas, como también las novelas populares.

Al fin del segundo año del instituto, pide a su profesor, director de la Unión Sarda, poder colaborar durante el verano en el periódico con breves correspondencias y el profesor acepta: el 20 de julio de 1910 recibe la credencial de periodista. El año siguiente se gradúa en el liceo.

En 1911 el Colegio Carlo Alberto de Turín ofrece 39 becas de estudio, 70 liras al mes por once meses, para poder frecuentar la Universidad de Turín: "Partí para Turín como si fuese en estado de sonambulismo. Tenía 55 liras en la bolsa, había gastado 45 para el viaje en tercera clase de las cien obtenidas en casa".

El 27 de octubre de 1911 concluyó los exámenes: los supera clasificándose en el noveno lugar; al segundo está un estudiante proveniente de Sassari, Palmiro Togliatti. Se inscribe a la facultad de Letras pero las 70 liras no bastan: "La preocupación del frío no me permite estudiar porque paseo en la recámara para calentarme los pies o debo de estar totalmente cubierto porque no logro sostener la primera helada".

Sus opiniones políticas en aquel tiempo consisten en una genérica adhesión a ideas socialistas, pero sobre todo, en un fuerte resentimiento por las injusticias que fueron hechas en Cerdeña, y en general a todo el mediodía de Italia.

Está en casa para las elecciones políticas del 26 de octubre de 1913, Italia se encuentra en guerra contra Turquía por la conquista de Libia; son las primeras elecciones por sufragio universal y votan, por primera vez, hasta los analfabetos, pero la corrupción y la intimidación electoral son las mismas de las elecciones precedentes.

Angelo Tasca, joven dirigente socialista turinés, amigo y compañero de estudios de Gramsci, escribe que Antonio había sido muy golpeado por la transformación producida en aquel ambiente de la participación de las masas campesinas en las elecciones, aunque no supieran y no pudieran todavía servirse por cuenta ellos de la nueva arma. Fue este espectáculo, y la meditación de esto, que hizo definitivamente de Gramsci un socialista.

En los primeros días de noviembre de 1913, cuando habitaba en una buhardilla, se incorpora al partido socialista. "Estaba en retardo con los exámenes, a causa de un tipo de anemia cerebral, que me quita la memoria, que me devasta el cerebro, que me hace enloquecer hora tras hora, sin que logre encontrar descanso ni paseando, ni tendido en la cama, ni tendido en el piso arrollándome en ciertos momentos como un furibundo."

Italia entra en guerra y Gramsci siente, como nunca antes, la necesidad de un compromiso político directo, militante. Escribe por la primera vez, en el periódico socialista turinés Il Grido del Popolo (El Grito del Pueblo), el 31 de octubre de 1914, el artículo Neutralidad activa y operante, en respuesta del artículo de Mussolini De la neutralidad absoluta a la neutralidad activa y operante. Desde los primeros meses de 1916 es uno de los tres redactores del semanario de la sección socialista de Turín de El Grito del Pueblo y de la hoja turinesa del Avanti! (¡Adelante!) bajo la sección Bajo la Mole; publica breves panfletos y de crítica teatral. Más tarde dirá haber escrito, en diez años de periodismo, quince o veinte volúmenes de 400 páginas, pero escritas al día y debían morir después del día y se jactará de haber contribuido a hacer popular el teatro de Pirandello, entonces incomprendido o escarnecido.

Visita a los obreros, imparte conferencias en los círculos socialistas y escribe por sí mismo el número único del periódico de los jóvenes socialistas La Cittá futura, publicado el 11 de febrero de 1917. Aquí muestra su intransigencia política, su ironía, hasta en contra de los socialistas reformistas, el fastidio hacia cada expresión retórica pero también su formación idealista, sus deudas culturales en las confrontaciones de Croce, superiores hasta a aquellos debidos a Marx: En aquel tiempo -escribirá– el concepto de unidad de teoría y práctica, de filosofía y política, no estaba claro en mí y yo era por tendencia Crociano.

La Revolución de Octubre le causó una profunda impresión. En dos artículos, Notas sobre la Revolución Rusa (Grido do Popolo, 29 abril de 1917) y La Revolución contra ‘El Capital’ (Avanti, 24 de diciembre de 1917), expuso su visión sobre los acontecimientos que están protagonizando los bolcheviques, muy alejada de la postura de la II Internacional y el Partido Socialista.

Tras una serie de detenciones, Gramsci se quedó como único redactor de Grido do Popolo, aunque decidió abandonar esta publicación y fundar, en mayo de 1919, junto con sus camaradas Togliatti, Tasca y Terracini, la revista L'Ordine Nuovo, cuya línea editorial ya es completamente independiente de las posturas de la dirección del Partido Socialista. El propio Lenin manifestó que estaba de acuerdo con las posturas de L'Ordine Nuovo y lo recomendó como referencia a los revolucionarios italianos.

Culminando la ruptura con los socialistas, en enero de 1921 se fundó el Partido Comunista de Italia. Gramsci es miembro junto con Terracini del Comité Central desde el principio. En la dirección del Partido Comunista, Amadeo Bordiga, con el que Gramsci mantuvo profundas divergencias, había impuesto una línea izquierdista. La detención en 1923 de éste coloca a Antonio Gramsci como máximo dirigente de los comunistas.

Un año antes, en un Congreso de la III Internacional (en la que Gramsci siempre ocupó destacados puestos) conoce a Julia Schuch, con la que se casa y tendrá dos hijos, Delio y Juliano.

En 1924 es elegido diputado. En 1926 sería elegido Secretario General del Partido Comunista, dando un giro a la línea de Bordiga y dedicándose a estructurar y preparar la lucha contra el fascismo.

Dio una orientación nueva, antisectaria, a Ordine Novo como instrumento del frente único antifascista. Pero no pudo continuar su lucha en libertad por mucho tiempo.
En octubre de 1926, tomando como excusa un atentado contra el Duce, el gobierno fascista italiano disuelve los partidos de la oposición y elimina los últimos restos de democracia burguesa que quedaban en Italia. El 8 de noviembre es apresado en su casa. Fue condenado a veinte años por delitos como incitación al odio de clase.

El fiscal Michele Isgró, en la conclusión de su requisitoria, declaró que por veinte años debemos impedir a este cerebro funcionar.

La vida de Gramsci fue la de un verdadero mártir. En la cárcel sufrió una extraña enfermedad, el morbo de Pott, que le traerá grandes sufrimientos. Padeció, además, tisis y arterioesclerosis. Aun así, durante su confinamiento redactó su obra magna, los Cuadernos de la Cárcel, que constituyen una de las mayores aportaciones jamás hechas (pese a su lenguaje en momentos demasiado oscuro para conseguir evitar la censura carcelaria) al pensamiento revolucionario mundial.

Murió el 27 de abril de 1937 poco después de haber sido liberado en una clínica de Roma a los 46 años de edad.

Su cerebro nunca dejó de funcionar. Su obra escrita sigue ejerciendo una enorme influencia, siendo uno de los filósofos marxistas más grandes del siglo XX.





ÚLTIMAS NOTICIAS

Una propuesta pedagógica para el uso de las TIC en la escuela primaria
Escribe: Acercándonos Ediciones

En vacaciones de Verano seguimos... porque Leer es crecer
Escribe: Acercándonos Ediciones

REEDICIÓN DEL LIBRO
Escribe: Acercándonos Ediciones

Modificaciones del proyecto editorial en el marco de un difícil panorama
Escribe: Acercándonos Ediciones

Libro sobre gira de Silvio Rodríguez por barrios cubanos
Escribe: Acercándonos Ediciones

La Cultura en el abismo. Reflexiones sobre la 43º Feria del Libro de Buenos Aires
Escribe: Fernando Darío Roperto

Homenaje a un patriota latinoamericano que sigue vivo en aquellos que luchan por una patria justa. A 165 años de su nacimiento

Primera edición de Granma Internacional y Cuba Diplomática de 2018 en su reimpresión para Argentina.
Escribe: Acercándonos Ediciones

Lélia González, una intelectual al servicio de su clase y su género desde latinoamérica … a 83 años de su nacimiento
Escribe: Acercándonos Ediciones

Antonio Gramsci, un cerebro que el fascismo intentó detener por 20 años... Recordándolo en el día de su nacimiento.
Escribe: Acercándonos Ediciones

Ver todas las noticias...



NUESTROS SERVICIOS

Producción Gráfica
Papelería Comercial, Volantes, Etiquetas, Folletos, Diarios, Afiches, Libros.

Servicios Web
Desarrollo integral, Trámites de dominio, Hosting, Optimización, Google Adwords, Actualización y mantenimiento.

Asesoría en la prod. de textos
El autor o investigador podrá contar con una tutoría personalizada para la supervisión, seguimiento y eventual reescritura de su material (...)

Corrección
Se aplica a todo material que precisa ser revisado por profesionales antes de pasar a su circulación (...)

Leer mas...

PEDIR PRESUPUESTO


Acercándonos Ediciones:
Rondeau 1651, Ciudad Autónoma de Buenos Aires
Tel.: 011 4304-7851 / WhatsApp: 11 6011-0453